TON SAI , KRABI

27-04-2011 

Por la mañana, aprovechando que no hace mucho calor, la gente escala. Las vías de escalada están a pie de playa, así que si te cansas, un buen baño no sienta nada mal. El sitio es muy tranquilo. Hay varios bares, bungalow pero poca gente. Cuando la marea esta baja se puede pasar facilmente a la playa de al lado y sino nadando. Por la tarde me alquilo un kayak y me voy a recorrer un poco la costa. Al final se cansan bastante los brazos. El color del agua y los montículos de caliza con formas fantásticas que se alzan sobre el mar, son una maravilla.






No hay comentarios:

Publicar un comentario