KASHGAR, KARAKORUM HIGHWAY

10-06-2014


La primera faena del día es solucionar lo de los billetes de avión. Me voy al ciber de ayer a mirar a ver si hay algo mas barato. Encuentro una combinacion Urumqi - Nanjing por 1500 yuanes ( unos 180 euros). Lo malo es que a Urumqi en bus hay 24 horas. Y luego de Nanjing a Guilin 5,5 horas pero aun así merece la pena. Me acerco con la bici a la estación de autobuses y cojo un billete que me cuesta 280 yuanes. Luego voy a una agencia que venden billetes de avión.
-¿English?- le pregunto.
Se me queda mirando con cara de tonta y me piro. No tengo ganas de hacer el tonto. Me voy a otra y lo mismo. En esta intento hacerme entender haciendo el gesto de volar con los brazos y escribiendo las ciudades de las que quería volar. Pues resulta que tampoco saben leer el alfabeto latino. Al final vuelvo a la que estuve ayer.



Después de las gestiones y suspirando de alivio por haber conseguido el billete, me voy a comer pollo otra vez, que esta muy bueno y de paso a ver la ciudad. Me voy de compras al bazar. Es un bazar cubierto y es enorme. Cada zona esta dedicada a una cosa; pantalones, zapatos, sedas, instrumentos musicales, especias, etc. Esta todo muy bien marcado. En cada pasillo hay carteles diciéndote, en ingles, donde esta cada departamento. Lo mas bonito y colorido son las tiendas de especias. Me compro un cuenco de madera muy curioso que se pliega y una maleta para llevar las alforjas. He ido en bici y la maleta es difícil de llevar hasta el hotel. Venden sandia en tajadas muy refrescantes por 2 yuanes que sientan de maravilla con el calor que hace.



Por la tarde, después de la siesta, hace mucha calor. Llevo los labios quemados y me escuece la calva, afortunadamente, aunque hace mucha calor y muy húmeda, el día esta nubladete. Me doy una vuelta con la bici y entro a una zona con casas muy antiguas de adobe y maderos de vigas sosteniendo los techos. Hay una cuadrilla de chicos pequeños jugando y al verme se asustan. Una chiquilla se tropieza, se da un buen golpe en la cabeza y se pone a llorar. Intento acercarme pero se asusta y aun llora mas fuerte.
Luego de este sitio me voy a ver el pueblo viejo de Kashgar. Estoy subiendo por unas escaleras cuando me llaman desde abajo. Que me estoy colando que hay que pagar entrada. No había visto las taquillas. 30 yuanes ni mas ni menos. Si me hubiera esperado un poco mas, las hubiera encontrado cerradas. Si alguien va para allí, que no se gaste el dinero en esto. Es un timo. Mas de la mitad de las casas son nuevas o las están haciendo. Es mucho mas autentico y antiguo el otro sitio que visité.



Acabo el día dando un agradable paseo por el parque. Aquí parece que también tienen buena afición a las cartas, como en España. En el parque hay mesas y hay mucha gente sentada  jugando a las cartas y a su alrededor, gente de pie mirando. Ademas de a las cartas, también hay gente jugando al ajedrez chino, que no tengo ni idea de que va. Los bancos del parque para sentarse son muy divertidos y originales. Las patas tienen forma de animales, lo mismo son ranas, que monos, osos etc.




CAMINO DE KASHGAR - KASHGAR, KARAKORUM HIGHWAY

09-06-2014

KM 96,7  TIEMPO 4:40:05

Hoy es el ultimo día de bicicleta. Por delante 96 kilómetros. No hay nada como despertar debajo de un puente para celebrar que cumplo 39 años. Y no es una ironía, sino que me da animo que los años van pasando y todavía tengo espíritu de aventura.
En cuanto se hace de día, a las siete de la mañana, salgo disparado aprovechando antes de que se levante el aire lo cual no ocurre hasta las diez. Al poco de arrancar se acaba el cañón por el que circule el día de ayer. Menos mal que pare en el puente porque luego hubiera sido difícil encontrar un sitio a resguardo.


Según el libro esto es un desierto pero parece ser que los chinos lo han reforestado porque a los lados de la carretera hay una franja muy ancha de arboles y plantaciones. Desde que cruce la frontera, casi ininterrumpidamente, a ambos lados de la carretera, había como unos diez metros de ancho de pequeños arboles plantados y les habían puesto riego a todos. Estos chinos lo hacen todo a lo grande.
Aquí ya me es mas fácil encontrar sitios para comer y beber. Las rectas son interminables y el aire me entra de lado. Tantas ganas tengo de llegar que no hecho ninguna foto pero tampoco es que el paisaje lo merezca mucho. Vuelvo la vista atrás y veo la cordillera que he pasado y es cuando me doy cuenta de que lo he conseguido.


Tengo que dar unas vueltas por Kashgar hasta encontrar el hotel que estaba buscando. El hotel Edén que es buenecillo. Me cuesta 188 yuanes. Tengo hasta sauna en la habitación aunque esta deshabilitada. No tiene interruptor de encendido. Parezco un pordiosero con la ropa sucia y lleno de polvo. No se que pensaran los del hotel. Me voy a cenar y me como medio pollo en un suspiro. Aunque lo hubiera cogido entero no hubiera pasado nada, que vaya hambre llevaba. Como en el hotel no hay Internet me voy a un ciber que me cuesta lo suyo encontrar. Parece que no están muy extendidos. Después de la pateada y el tener que esperar que quedara algún ordenador libre, resulta que esta todo censurado. Google, youtube, facebook, los blog. Por eso no he podido actualizar el blog día a día.

RESTAURANTE DEL POLLO

En el hotel hay una agencia de viajes. Voy a preguntar por un billete de avión para ir a Guilin que es de donde me parte el avión a España. Pues me mandan vía Beijing y solo el billete hasta allí me cuesta 400 euros. Les digo que no que me lo pensare. Mañana iré al ciber a ver si encuentro combinaciones mas baratas



DE KARAKUL A CAMINO DE KASHGAR, KARAKORUM HIGHWAY

08-06-2014


KM 99,88   TIEMPO 5:38:43

Cuando me despierto suena un viento muy fuerte en el exterior de la tienda. Me tiemblan las piernas solo de pensar que puede ser en contra. Por una vez tengo suerte, viene a favor totalmente. No pierdo tiempo y salgo sin ni siquiera desayunar, no vaya a ser que cambie el viento de dirección. Hoy me esperan 1500 metros de bajada. Los primeros 15 kilómetros son una gozada, bajada y viento a favor. No se puede esperar mas. Luego el viento cambia. A los 35 kilómetros voy bordeando un lago y después debería venir una bajada buena, con tan mala suerte que están en obras. Kilómetros y kilómetros de obras. Aire en contra y obras, polvo y mas polvo.



Hacen caminos alternativos malísimos, de tierra y polvo y mayormente hay que subir primero y luego en la bajada no se puede correr por los baches y piedras. Cada vez que pasa un camión se levanta una buena polvareda y casi no se puede ni respirar. ¡Desastre! El aire en contra no para ni un momento y las obras, yo pensaba que durarían poco, pero se suceden a lo largo de todo el día. Hay muchísimos mas kilómetros de obras que trozos sin obras. Por lo menos me encuentro fuerte pero me fastidia tener que pedalear par ir a 18 km/h cuando debería ir sin pedalear, a por lo menos, treinta.



Mi idea es dormir en Ghezcun, en el que según el libro hay un hotel. Allí paso un control policial y pregunto por el hotel. O no me entienden o el hotel ya no esta. Como no hay para dormir, sigo adelante y ya parare en algún sitio que vea bueno para dormir. He comido en un restaurante y me compro comida para cenar y bien de bebida por lo que pueda pasar. Parece que se acerca lluvia y cuando caen unas gotas me refugio debajo de un puente. Me gusta el puente porque esta fuera de la vista de la carretera, es amplio y no esta muy sucio. Me quedo allí a dormir. Lo único malo es que no llevo esterilla y el saco se me pone perdido de tierra.