SIMA ESTEBAN FELIPE

09-04-2016  


Barro, barro y mas barro es el resumen de esta cueva.
Vamos el viernes a dormir al refugio que tiene peña guara que esta al lado de la sima. La pista para llegar es eterna. Por momentos pensamos que nos hemos perdido pero no, al final llegamos. Unas longanizas y chorizos a la brasa acompañados de unos culines de sidra nos amenizan la noche.



A eso de las diez llegamos a la entrada de la sima. Corre un airecillo que, mientras instalan la entrada de la cueva, nos deja helados hasta que nos dan los rayos de sol que aparecen entre las nubes. Instalan dos vías para ir mas rápido. La cueva tiene todo tipo de dificultades. Rapeles fraccionados, gateras, rampas, una estrecha diaclasa, etc... El barro hace acto de presencia nada mas entrar en la cueva y va aumentando según penetramos en ella. Las gateras tienen dos dedos de barro y agua. Pasamos con las puntas de los pies intentando que no toquen las rodillas con el agua pero por mucho que lo intentamos pronto estamos mojados y cubiertos de barro. Comemos en la sala de la campana y es imposible no masticar tierra. No tengo ni un centímetro sin barro para rascarme el ojo.



El paso mas famoso de la cueva es la diaclasa de varios metros llamada el paso del egipcio denominada así porque hay que pasar de lado poniendo una pose que recuerda a las posturas que salen en los papiros  de los egipcios. Una vez dentro no se puede girar la cabeza de lo estrecho que es. Yo entro, no se porque, con la cabeza mirando hacia atrás y, a lo que me doy cuenta, ya no puedo girar la cabeza. Otro problema es que hay que ir con el arnés y los aparatos porque la diaclasa acaba en un pozo. Salvamos el pozo por medio de un pasamanos y hay dos vías instaladas en fijo para subir a las galerías superiores.




Una vez que estoy arriba suben varios mas y luego pasa mucho rato sin que aparezca nadie. Parece que uno a tenido algún problema en un fraccionamiento. Se nos ha hecho muy tarde y nos bajamos sin que suban todos. El paso del egipcio me resulta mas difícil a la vuelta. Se me atasca varias veces el arnés de pecho y tengo que retroceder para liberarlo. La vuelta es mas rápido. Uno se pone malo, posiblemente un corte de digestión, y lo pasa bastante mal para salir. A lo que salimos es casi de noche y vamos de barro desde la punta de los pies a la cabeza.



Al día siguiente nos vamos ha hacer el barranco de los estrechos de carracua. Es un barranco muy bonito de iniciación. Baja bastante agua y esta turbia impidiendo ver la recepción de las pozas. El agua esta muy fría. En poco mas de una hora lo hemos terminado.


SIMA DEL CARLISTA, RIO LOBOS. CURSO DE FORMACION DE ESPELEO

20-03-2016    


Hoy nos sale mejor día que ayer y , como la cueva esta montada de ayer, no tenemos que esperar nada  y directamente nos vamos para abajo. Lo primero que he hecho ha sido aflojarme el arnés hasta que me ha permitido respirar con normalidad.
La cueva tiene dos entradas, siendo posible destrepar por una de ellas aunque es delicado. Nosotros bajamos con cuerda. Pronto llegamos al gran pozo de 85 metros. Esta fraccionado en 11 partes y es un poco arramplado. Abajo del pozo hay una gran sala que normalmente esta inundada pero ahora esta seca. La subida es muy cansada porque los fraccionamientos son muy cortos y el croll no corre bien.





Aquí se puede descargar la memoria de la federación madrileña de espeleología con todos los datos de la sima.
https://docs.google.com/file/d/0B1Loy7ASI2RjbktEMGx3cUQ1UkE/edit




DESPUÉS DEL ASCENSO DEL POZO DE 85

SIMA EL PORTILLO, RIO LOBOS, CURSO DE FORMACION DE ESPELEO

19-03-2016


Segundo fin de semana del curso de espeleo. Esta vez nos desplazamos a Río lobos, en Soria. Hemos quedado en un bar en el pueblo de San Leonardo de Yagüe. Allí almorzamos y ya que estamos en Soria que mejor que un torrezno para llenar el estomago. Hay un grupo que llega tarde y tenemos que esperar media hora hasta que aparecen. Nos separamos en dos grupos, uno iremos a la sima del portillo y otros a la del carlista y el domingo cambiaremos. Yo empiezo en el portillo.



¡ESPELEOPARTY!

El día esta gris y lluvioso. Nos calamos hasta arriba mientras instalan la sima. Al rato me acuerdo que llevo un paraguas en el coche y anda que no se agradece. Nos quedamos helados mientras esperamos y montamos un .. ¡¡espeleoparty!! No hay como unos bailes para entrar en calor. La sima no tiene gran cosa. Apenas hay formaciones ni tampoco pozos muy profundos. Me dice el monitor que llevo el arnés flojo y se pone a apretármelo. Me lo aprieta que no puedo ni respirar. Me cabreo bastante porque aunque es cierto que lo llevaba un poco flojo, no hacia falta sacarme las tripas. Con dos o tres dedos hubiera bastado. Voy muy incomodo, no puedo respirar bien y a cada paso aumenta mi cabreo y mi malestar. Luego no hace mas que decirme que llevo mucha ropa y venga y dale. ¡Pues ya sabre yo si tengo frío o calor para quitármela!
Menos mal que cuando salimos a parado de llover y eso se agradece. Vamos a dormir al Albergue de Hontoria del Pinar, que ya conocemos del otro día que estuvimos aquí. Después de cenar nos dan una charla de topografía y a dormir que estamos cansados.





CURSO DE FORMACION DE ESPELEO, CALCENA

13-03-2016  


Después de haber hecho el curso de iniciación a la espeleología, toca seguir formándose en la materia. Para ello me he apuntado al curso que hace la Federación aragonesa de espeleo. El miércoles hemos ido a la sede a recibir el material personal que vamos a usar y a hacer las presentaciones. También nos dan un libro de iniciación a la espeleo de la editorial desnivel. Iba a haber un charla el viernes pero como hay gente que viene de Madrid, la haremos allí.


El fin de semana nos vamos de practicas a Calcena. Llegamos a las nueve de la mañana y, mientras los monitores van montando las vías en la pared, otro nos da una charla sobre material en el comedor del albergue. Hace un frío que pela, mas que en la calle. Una vez acabada la charla nos vamos a la pared. Nos dividimos en cuatro grupos. Yo no me puedo quejar, que voy muy bien acompañado. Voy con tres chicas, Blanca y Eli, que son del mismo club que yo y Diana que es de un club de espeleo. De monitor tenemos a Eduardo al que ya conocíamos del curso de iniciación.


Nos equipamos y..¡¡ Al tajo!! Lo primero a ascender con el puño y croll hasta llegar a un pasamanos muy puñetero. Pasarlo y a bajar. Lo hacemos varias veces, luego cambio de ascender a bajar y viceversa, pasar nudos en ascenso y descenso, fraccionamientos etc. Y así toda la mañana. Hacemos una pausa para comer y seguimos con la marcha hasta que se nos hace de noche. Acabamos muy cansados.



Una ducha y a cenar en el albergue. Nos sacan un bol con pasta a la carbonara y nos echamos lo que queremos. Alguno repite varias veces que se nota el desgaste del día. De segundo nos dan ternera estofada que esta buenísima y de postre una natilla. Hemos cenado muy bien. Después de la cena toca charla de geología. Es interesante pero se nos cierran los ojos de sueño y cansancio. En que acaba nada de juerga, nos vamos directos a dormir.



Al día siguiente volvemos a poner en practica lo que aprendimos ayer y, a continuación, hacemos practicas de rotura de aparatos. Hemos hecho la primera subida hasta arriba, sin calentar y con un frío que pela. Al llegar arriba me duele a la altura del codo una barbaridad y a Blanca le pasa lo mismo que a mi. Nos dice Eduardo que es porque nos a dado "el codo del tenista" Una inflamación en el tendón. Menos mal que con estiramientos y un ibuprofeno va bajando el dolor a lo largo de la mañana. Lo bueno es que al no poder hacer fuerza con los brazos, tenemos que depurar la técnica.
Por la mañana hace frío pero por el día hace una calor que no nos lo creemos para lo que es esta zona. Nos ha hecho un finde espectacular.