DE SALTY LAKE A TOSOR, KIRGUISTAN EN BICICLETA

30-09 y 01-10 


30-09-2016  distancia: 53,8  tiempo: 4:33:57
01-10-2016  distancia: 39,52  tiempo 2:25:33

A las siete de la mañana oigo pasos por fuera de la tienda. ¿Quién viene por aquí a estas horas, que estoy en el culo del mundo? Y encima se mete a una casa que no hay nada. Porque desde fuera no me ha podido ver es imposible saber que estoy dentro. Bueno, la verdad es que tampoco me ha molestado pero ya me he despertado y saber que hay alguien por fuera no ayuda a dormir por lo que me levanto a seguir ruta. Ayer lave la ropa en el lago y ya parece que se ha secado. No es que fuera un lavado a fondo pero de momento tiene que valer. El paisaje desde aquí es precioso con las nevadas montañas asomadas al otro lado del lago y la solitaria playa que me acompaña en el recorrido.




Vaya mierda de camino. Con razón en el mapa lo ponen como sendero. A lo primero solo paso de vez en cuando alguna barranquera llena de barro pero llega un momento que todo el camino es barro. Al instante se me acumula en las ruedas y no me deja avanzar. Tengo que bajarme de la bici, limpiar entre la horquilla y la rueda y seguir empujado la bici porque montado es imposible. Ahora son los pies y los pantalones recién lavados los que se llenan de barro pero por lo menos voy avanzando aunque de vez en cuando me tengo que parar a quitar el barro. Empujar la bici, con el peso que lleva, en estas condiciones es duro Menos mal que los trozos de barro no son demasiado largos aunque si que hay bastantes. Cuando no es el barro es la arena. La arena de la playa se acumula en el camino, se clava la rueda y no hay manera de avanzar. !Otra vez a empujar¡ Y encima la rueda trasera patina y por varias veces a punto está la bici de irse al suelo. Lo peor de todo es no saber si el camino seguirá hasta el final o se pondrá imposible en algún punto. Porque tener que darme la vuelta después de la paliza de empujar la bici y la de kilómetros que llevo por estos caminos me fastidiaría pero mucho, mucho.



Me tomo un descanso sentado en la playa leyendo un libro pero las hormigas que se me suben por el cuerpo hacen que ese descanso sea pequeño.
 Hay algún momento que el camino se desdibuja. Al cruzar un barranco hay huellas de un coche que va barranco arriba. No se que hacer porque el camino no esta muy claro y las huellas van por otro lado. Al final me decido a seguir el camino. Mas adelante sale un camino hacia las montañas y no se si es el que yo quiero. Lo sigo un poco y va a parar a una casa. Media vuelta. Aún veo varios caminos mas que salen pero hago caso omiso de ellos hasta que llego a uno que me convence un poco mas. Parece que he acertado. Después de 30 kilómetros por camino malísimo por fin consigo salir de allí. He acabado mas cansado que subiendo el puerto.


En Bokonbaev veo una oficina de información de turismo y no me lo pienso. Pregunto allí para ver dónde puedo dormir. Me ofrecen uno a un precio que me convence y no me lo pienso. El de información se sube a un coche y me dice que lo siga. Aun se va un poquillo lejos. Lo malo la pequeña subida que hay para llegar, que con lo cansado que voy, me cuesta subirla. Lo bueno de dormir en la guesthouse es que las cenas suelen ser bien buenas y abundantes. Tienen lavadora y me dejan hacer la colada gratis por lo que aprovecho para lavar la ropa en condiciones, porque frotarla un poco en el lavabo con jabón de tajo no sé si cuenta como un lavado. La cuelgo en el corral y espero que se seque para mañana.



Por la mañana recojo la colada que todavía esta un poco húmeda. Aun así me pongo los pantalones porque los otros que tengo son mucho mas gordos y bastante calor paso con los finos como para ponerme los otros. Cuando llevo un par de kilómetros comienzo a tener algo de frío. ¡Mierda! Me he dejado la camiseta x bionic en la guesthouse. Vale mas de 100 euro por lo que ni me lo pienso el volver. Allí sigue tendida y también unos calzoncillos. ¡Menos mal que me ha entrado frío y me he acordado de ella enseguida! Solo han sido dos km pero ya me ha fastidiado bastante el tener que darme la vuelta.


El día es tranquilo, con el aire a favor como viene siendo habitual. Voy siguiendo la orilla del lago y en los campos de alrededor se recortan las siluetas de los caballos y las vacas pastando en los prados con las magnificas montañas de fondo. Desde la carretera veo un sitio que puede estar muy bien para acampar. Mas o menos escondido y a pie del lago.Llevo pocos km pero ni me lo pienso. Aun estoy cansado de la paliza de ayer. Aquí se esta divino con el relajante ruido de las olas de fondo rompiendo contra la playa. Me paso lo que me queda de tarde leyendo y contemplando el lago mientras dejo volar mi mente. Cuando esta oscureciendo se pone a llover y me toca refugiarme dentro.




DE KOCHKOR A SALTY LAKE, KIRGUISTAN EN BICICLETA

28 Y 29-09-2016


28-09-2016   DISTANCIA: 58,31   TIEMPO: 3:25:31
29-09-2016   DISTANCIA49,07     TIEMPO: 3:08:52


Me paso el día de descanso dando vueltas por Kochkor que, como casi todos los pueblos de aquí tiene poco que ofrecer al turista.Una cosa que me llama la atención es que usan mucho los contenedores para hacer tiendas e incluso alguna casa.



 En el Happy hostel de Kochkor tienen montada una yurta en el corral que es donde sirven las comidas. Desayuno con la pareja suiza que son muy majos. Para desayunar tenemos unas mermeladas caseras buenísimas que han estado presentes en todos los sitios que me han dado de desayunar. Una es de fresa, otra parece de fresa pero mas fuerte y otra que no se de que es pero el sabor es muy intenso. También hay mantequilla para untar en las rebanadas de pan y el te, que no falta en ningún sitio. Nos sacan un plato que es como un pastel que lleva fideos, patata, huevo y tomate. Esta muy bueno y llena bastante. Los dos días que he estado han sacado uno de mas y lo reparten entre los que estamos. Yo hoy le digo a la mujer que no quiero mas pero me hace gestos de pedalear y se ríe. Al final me lo acabo comiendo. Cuando estamos acabando dice de hacernos unas fotos y se va. Pasa bastante rato y no viene así que me voy para la habitación y cuando estoy saliendo de la yurta aparece con un traje tradicional. ¡Se había ido a ponerse guapa!



Después de una jornada de descanso me siento nuevo aunque el culo me sigue doliendo de ir sentado tantas horas en la bici. El asfalto es decente para lo que me he encontrado por aquí, el aire me viene a favor y la carretera es cuesta abajo. ¿Que mas se puede pedir?  Cuando estoy a pocos kilómetros del lago Issyk kul me cambia el viento de dirección pero no me puedo quejar porque estoy teniendo una suerte inmensa con el aire. Hasta ahora siempre me ha venido a favor y en los puertos se agradece pero mucho. Hoy por fin llego al lago Issyk kul. Tiene una longitud de 185 kilómetros y una anchura de 60 lo que lo convierte en el segundo lago de montaña mas grande del mundo. Me lo voy a recorrer a lo largo y al final esta la ciudad de Karakol, la consecución de mi viaje cicloturista.




El lago es precioso con sus aguas de un color azul intenso y las montañas nevadas que se vislumbran en la otra orilla. Estoy en un parque nacional y sería una delicia poder acampar aquí pero no me atrevo porque en todos los caminos hay unos carteles que pone algo de dinero. Posiblemente multa si acampas aunque como están en ruso no lo se. Por si acaso no me arriesgo y sigo para adelante. Al final me acabo metiendo en un camino con muchos arboles y acampo un poco escondido. Justo que monto la tienda se pone a llover a base de bien. El principio de la noche es un poco inquieta porque se oyen disparos y caballos relinchando fuertemente.Espero que no me vean por aquí.




El día siguiente es muy tranquilo. Aquí la carretera se ha separado del lago y como me van a sobrar días, me meto por un un camio que me lleva a un lago pequeño al lado del Issyk kul. Yo pensaba que habría menos kilómetros pero me engañe. En el mapa que llevo ponía el lago como algo interesante para ver pero de interesante poco o nada. Según el mapa esto no es camino, solo sendero pero de momento si que ha sido pista. Como aquí no puedo dormir porque hay un aldea, me la juego y sigo para adelante siguiendo la orilla del Issyk kul. Al poco aparecen dos casas y una barrera. Viene corriendo un joven y me dice que tengo que pagar 100 som. No se si no me estará engañando pero por un euro y medio no voy a discutir. Al poco de pasar la barrera llego a otro lago. Parece que es un sitio frecuentado por bañistas pues hay varios baños y vestuarios. Parece que el de la barrera no me ha timado.Hay una edificación vacía por dentro y decido montar allí mi tienda que como es autosustentable no hace falta clavarla al suelo. Tengo unas vistas preciosas al lago anocheciendo.





DE CHAEK A KOCHKOR, KIRGUISTAN EN BICICLETA

25, 26 Y 27 - 09 - 2016


25-09  DISTANCIA 46,95 TIEMPO 3:53:20 DESNIVEL +548m  - 134m
26-09  DISTANCIA 80,22 TIEMPO 4:38:02 DESNIVEL  + 627m  -1008m

El paisaje por estos lares es muy árido. Apenas algún árbol salpica el paisaje en la lejanía. Áridas montañas, desprovistas de vegetación, se alzan a lo lejos y en sus faldas, unas ralas hierbas salpican de tonos marrones sus peladas laderas.
Una de las cosas que mas me llama la atención son los cementerios. Me los encuentro muy a menudo al lado de la carretera. Fastuosas tumbas con formas de mezquita, con sus cúpulas elevándose al cielo y sus paredes de adobo que se mimetizan perfectamente con el entorno. Otras son barras de hierro que simulan ser una yurta. Las hay que simplemente que son cuatro muros levantados sin ningún adorno mas que la foto del difunto. Las hay de todos tamaños y en diferentes estados de conservación.



Hoy el día pasa tranquilo. Una vez oigo como un pájaro cerca de mí pero por mucho que miro no lo veo, hasta que se me ocurre echar la vista al suelo y resulta que no era un pájaro lo que estaba oyendo- Era un gato pequeño que me está siguiendo. Lo cojo y lo pongo en la cuneta otra vez, pero enseguida sale al medio de la carretera. Mientras sigo mi camino espero, en vano, que se meta otra vez a la cuneta. Cuando estoy muy lejos veo que viene un coche y un camión y el gato está en mitad de la carretera. El coche lo esquiva pero el camión me parece que no va a tener sitio. No quiero mirar y sigo adelante sin volver la vista atrás. No llevo muchos kilómetros pero el cielo está muy negro y amenaza lluvia por lo que en cuanto encuentro un sitio para acampar me paro y planto la tienda. Al poco se echa a llover lo que demuestra lo acertado de mi decisión. Tengo una vista magnifica con todo el valle a mis pies y las montañas a lo lejos.



Amanece buen día. Ayer tuve problemas con el freno delantero que hacia un ruido raro. Al final con un poco de aceite se soluciona el tema. Hoy toca subir y el asfalto desaparece rápidamente dando paso a caminos en mal estado donde predominan las rodadas de los coches y el tacatacataca de los baches es continuo. En una de estas se me cae la bocina. Menos mal que me doy cuenta. Me gusta llevar una bocina en los viajes que hago en bici porque a la gente le mola y muchas veces se acercan solo por ella.
A los 40 km vuelve el asfalto. Un asfalto en unas condiciones pésimas. Hasta en la carretera general es malo. Desde arriba del puerto ha sido todo bajada y con el aire a favor, lo que hace que , pese a la mala calidad del asfalto, pueda disfrutar a gran velocidad y sin pedalear apenas.




Llego a Kochkor y encuentro un cartel en la calle que marca happy hostel a 500 metros. Voy a probar a ver. Tienen wifi y está bien el sitio así que allí me quedo. Estoy en una habitación compartida por 500 som pero como no hay nadie la tengo para mí solo. Se cena en una yurta que tienen en el patio. Me ponen un tazón de sopa, con arroz y patata que me como en un suspiro. Me ofrece repetir a lo que digo que sí. Tengo un hambre voraz. Es curioso pero cuando no tenía comida no tenía hambre pero estos días que como bien me entra un hambre atroz. Aquí me quedo un día mas a descansar que me lo he ganado y las piernas no dan mas de sí. La mujercica que lleva esto es muy maja. Aunque no le entiendo nada, no hace mas que cascar y repetir algo de españoles e italianos y se ríe. El marido no dice una sola palabra pero es muy atento. Se ha puesto a llover y me ha tapado la bici con un plástico. Al día siguiente que hay dos suizos nos dice que le hagamos unas fotos y se pone el traje de gala para la ocasión.