TERRAZAS DE ARROZ DE LONGJI

14-06-2014


Ayer intente coger una excursión de bajar por el río con barcas de bambú, pero no fue posible porque estaban llenos, por lo que me tuve que conformar con una a las terrazas de arroz de Longji, a unos 100 kilómetros de Guilin. Me viene a buscar al hostel una furgoneta y luego va a diferentes hostel a coger mas gente. Nos deja a la entrada de la zona de las terrazas y quedamos para que nos recoja varias horas mas tarde. Nos da un pequeño mapa para aclararnos un poco con las posibles andadas de la zona.


Las terrazas tienen 700 años de historia y se empezaron a crear en la dinastía Yuan. El primer sitio al que accedo es la aldea de Dazhai, construida con tradicionales casas de madera de varios pisos. Las casas son enormes y muchas de ellas, en la planta baja, ofrecen tiendas y restaurantes a los turistas. Como en casi todos los lugares turísticos en china, hay un teleférico para los que no se quieren cansar. Yo, por supuesto, subo andando.



 El calor es muy húmedo y se suda bastante. Las terrazas son impresionantes. Solo de pensar que las han echo a mano se te pone la piel de gallina. Trabajo de chinos se dice por aquí y con cosas como estas se entiende la frase.Y muy curiosos como va cayendo el agua desde las terrazas superiores hasta las inferiores inundando todas a su camino en perfecta armonía. En algunas terrazas se ve a gente trabajándolas.


Me siento a descansar en un banco cubierto con un tejadillo cuando se me sienta un abuelo local enfrente. Me ofrece un cigarrillo que rechazo porque no fumo. Luego se pone a buscar el mechero y no lo encuentra por lo que se queda con las ganas de fumárselo. De repente se levanta de un brinco y se pone a levantar una enorme losa que hace la función de escalera. Se pone a rebuscar en el barro de debajo pero no encuentra nada. Finalmente vuelve a poner la losa en su sitio y se marcha. Me he quedado con las ganas de saber lo que había visto. Veo a otro local con un sombrero hecho de ramas que también va buscando sabe dios que.


Después de una palicilla de andar y de disfrutar de unas increíbles vistas y maravillosos paisajes, regreso a la aldea de Dazhai. Hay una abuela que anda encorvada que se echa a la espalda una cesta de mimbre llena de leña, que tiene que pesar lo suyo y va como si nada. Que fortaleza tienen estas gentes.

GUILIN, CHINA

13-06-2014


Le intento regalar la bicicleta al de la recepción del hotel pero me dice que no me entiende. Como estoy harto de que aquí nadie hace por entenderte, al final paso y la dejo abandonada en la calle. Ya la cojera alguno si quiere. Me espera un viaje largo. Son 24 horas de autobús que al final se convierten en 27. El autobús es cama y se va cómodo pero 27 horas tumbado se hace un poco largo. Hay montones de controles policiales. Al cabo del tiempo me entero que ha habido un atentado en Urumqi por parte de los independentistas y de ahí los controles. Estoy cruzando el desierto de Takamaklan, el segundo desierto de dunas mas grande del mundo. El paisaje es muy árido y todo arena hasta donde alcanza la vista.
Estoy un poco preocupado porque es cerca de la una y aun no hemos llegado y el avión sale a las 16:50. Ultimo control y por fin llego a Urumqi. Cojo un taxi al aeropuerto por 100 yuanes. Unos kilómetros antes se para y me pide 150 porque dice que no ha conseguido mas personas para que salga barato. Como voy mal de tiempo tengo que pagárselas.
A volar. Hacemos escala en Chonnquin, que yo no lo sabia. Raro se me hace que son las ocho y tendríamos que llegar a las diez pasadas. Pregunto a la azafata y me dice que nos tenemos que bajar del avión y volver a subir cuando nos digan. Llego de noche a Nanning y tengo que buscar hotel. Afortunadamente hay autobús lanzadera y por un módico precio me deja en el centro. Voy al primer hotel que veo pero es muy caro. Entro a otro y la de recepción no me entiende. Digo yo que si voy con una maleta, de noche y  le hago el gesto de dormir, no es tan difícil de entender. Ya te digo que no hacen ningún esfuerzo por entenderme. En el siguiente lo mismo pero al fin consigo habitación.


Al dia siguiente cojo un tren a Guilin. Al entrar me pasan la mochila por rayos y me hacen gestos de que llevo algo y me enseñan un cuaderno con la foto de una navaja. Han debido confundir la herramienta de la bici con una. Por fin en Guilin después de un largo viaje. Tengo una habitación reservada en un hostel así que no me tengo que matar la cabeza con el alojamiento. Que es el que tuve que reservar cuando pedí el visado.



Guilin es muy bonito. Tiene varios ríos y varios lagos comunicados en los que es muy agradable y bonito pasear por sus riberas. Esta todo muy cuidado, arreglado y por desgracia, lleno de turistas. El paisaje de Guilin es que se se dibuja con mucha frecuencia en las pinturas chinas. Colinas con formas caprichosas  brotando del suelo salpican el paisaje. Se alzan con todo su verdor hacia las nubes mientras el río discurre apaciblemente entre ellas. Un sitio para pasear sin prisas y disfrutar de lo que te ofrece la naturaleza. No por nada se dice que Guilin es la ciudad mas bella de china. Hoy me dedico a pasear por las orillas de los lagos. Se puede decir que es típicamente chino. Lo tienen super cuidado y al perderte entre sus arboles y arbustos, no te da la sensación de estar en una ciudad.



En el lago Shan Hu están las pagodas dorada del sol y la plateada de la luna. Aunque se les llama las pagodas gemelas, son de diferente altura. La del sol mide 41 metros y tiene 9 pisos y la de la luna 7 pisos y 35 metros. Están comunicadas bajo el agua a través de un túnel. La del sol es la pagoda de cobre mas alta del mundo y una de las pocas que tiene ascensor. Por la noche están iluminadas y se reflejan en el lago produciendo una bella estampa.