VIAJE A ESCOCIA 2ª PARTE (SCOTLAND)

Agosto 2003





De Edimburgo queremos ir a Fort William en autobús para empezar a pedalear desde allí. Otra vez problemas con las bicis, no nos las quieren dejar meter en el bus. Al final los convencemos. Montamos las bicis enfrente de un supermercado, bajo la mirada de la gente que va pasando. De repente me entra una duda. ¿He cogido las piquetas de la tienda de campaña? Pues no, menos mal que me he dado cuenta. Entramos a una tienda de pesca y parece de deportes y encontramos una cubeta llena de piquetas. Encima tenemos suerte que las venden sueltas, eso aparte de la suerte de que vendan allí.

Nos paramos en una explanada de hierba, al lado del lago Loch, a echarnos la siesta. De pronto me doy cuenta de que ahí tumbado soy feliz. Sin preocupaciones, sin prisas, disfrutando de la vida con una sensación de libertad que no he tenido nunca. Me podría pasar años así. La libertad que te da viajar en bici es muy grande. Lo recomiendo para quien no lo haya probado. Los paisajes de Escocia son muy verdes, todo pradera y bosques. Muy bonito, lo malo es la humedad y la lluvia, que esta lloviendo a todas horas.

Pasamos por el famoso lago Ness. Es muy largo pero muyyy estrecho. Yo me lo imaginaba mas grande. Al monstruo ni verlo, por supuesto, Aunque había unas piedras, que depende como les hicieras la foto, casi daban el pego. Llegamos a un pueblo llamado Achanalt un poco tarde y justo estaban cerrando los supermercados. Tenemos que coger agua de unos baños de una gasolinera que también estaba cerrada. Sale un agua amarilla que no invita a beber precisamente. Le echamos unas pastillas potabilizadoras por si acaso.

Continuamos con la bici y cuando hacemos el kilómetro 100 empezamos a buscar un sitio apartado de la carretera para plantar la tienda para dormir. Lo malo es que esta todo vallado y no se ve ningún sitio y además esta todo el suelo muy húmedo o encharcado. Por fin encontramos una caseta o mejor dicho un chamizo. Esta lleno de basura que tenemos que retirar un poco para extender los sacos. Por lo menos estamos bajo techo aunque si se pusiera a llover no se yo si no habría goteras. Hay montones y montones de mosquitos. Es muy desesperante. Yo me meto en el saco tapado hasta arriba y me pongo una camiseta sobre la cara porque me ponen de los nervios. Carmelo dice que es todo psicológico y duerme sin taparse del todo. A la mañana siguiente tiene los brazos en perdición. Solo en el antebrazo contamos cincuenta picaduras. A mi, aun estando tapado me picaron, conque a Carmelo ni os cuento.




VIAJE A ESCOCIA (1ª PARTE)

AGOSTO 2003



Me voy con Carmelo a recorrer Escocia en bicicleta. Cojo los billetes por internet. De Madrid a Londres y de Londres a Edimburgo y para volver a la inversa. Salimos de Zaragoza de madrugada. Nos lleva el padre de Carmelo a Madrid en su coche. Un poco antes de salir de casa, miro en internet para apuntare los localizadores del avión, para los billetes. ¡Sorpresa! Me doy cuenta de que la fecha del avión de Londres a Edimburgo es de hace varios días. Vamos ¡que nuestro avión hace varios días que salió! ¡Desastre! Yo pensaba que los había revisado pero o no fue así o estoy empanado. Así que cuando bajo al coche le digo:
-Carmelo que hemos cambiado de planes. Nos vamos a recorrer Inglaterra en vez de Escocia.
- ¿Y eso?- pregunta.
- Nada, que se nos ha ido el avión
Parece que se lo toma bien. En el aeropuerto de Madrid compramos una guía de Inglaterra para ver lo que podemos hacer y ver por allí.
Llegamos al aeropuerto de Londres. Estamos un poco perdidos. En un mostrador que venden los billetes de autobús y de tren para llegar a Londres, hay una española pidiendo sus billetes, así que aprovechamos y le decimos que si nos puede preguntar para coger los billetes de tren que nos llevara a la capital. El ingles no es lo nuestro. Intentamos sacar un billete de avión para Edimburgo pero nos cuesta tanto como todos los otros billetes juntos, por lo que renunciamos a ello. Estamos bastante perdidos y no sabemos muy bien como salir de allí. Hay una mujer que ve que habla español, así que aprovechamos cuando se está sacando el billete para ir a la ciudad para que nos saque uno a nosotros.
Vamos con las bicicletas embaladas y pesan como un muerto. Al bajar del tren otra sorpresa ¡He perdido la guía de Inglaterra! ¡Desastre! ¿Qué hacemos? Decidimos intentar coger un tren a Edimburgo dado que sin la guia no tenemos ni idea lo que hay en Inglaterra para ver. Ir por las calles con las bicis es horroroso. Nos las colgamos al hombro pero se va fatal, pesan como un muerto. Y encima al metro con ellas. Uffff. Menos mal que no nos ponen ninguna pega por llevarlas en el metro. Resulta que el tren cuesta también un montón. Decidimos intentarlo con el autobús. Otra vez al metro y luego una buena andada por la calle que se nos hace eterna. Aquí si que tenemos pasaje pero hay un problema. No nos dejan meter las bicicletas al bus. Discutimos con el conductor, como podemos, ya que no hablamos muy bien el ingles (pésimamente diría yo), y al final se arregla entregándole un poco de dinero. Un pequeño soborno vamos. Porque dice que es una tasa pero para mi que se lo ha inventado. Pero por fin podemos llegar a Edimburgo después de esta pequeña odisea.

YESA SUPERIOR



16-06-2007




Para ir a la entrada de este barranco se puede ir por camino o haciendo primero otro barranco mas chiquitin de nombre Manatuero. Total que nos ponemos a andar y no encontramos donde empieza el Manatuero. Decidimos no hacerlo para no estar dando vueltas como tontos. Como el barranco que vamos a hacer tiene los rapeles mas cortos que el otro, nos sobra una cuerda de 60 metros, así que decido ir al coche a dejarla para no llevar tanto peso. Dejo la mochila al cuidado de los demás y me voy al coche.Cuando vuelvo y cojo mi mochila noto que casi pesa mas que con la cuerda que le he quitado. Abro la mochila y veo que me han puesto ¡tres pedruscos enormes dentro!. Menos mal que se han pasado de echar piedras y lo he notado, sino me hago el barranco con la mochila llena de piedras.


Es un barranco perfecto para iniciarse. Almudena era el segundo que hacia y pasados los nervios del primer rapel fue todo muy bien.


FOZ DEL FAGO

21-07-2007



Este es un barranco muy bonito y divertido si lleva agua pero baja seco del todo. Ni una gota.Cuando salimos del barranco nos quitamos los neoprenos y entonces vienen varias pozas que nos cubren hasta arriba, vamos lo que suele pasar por la ley de Murphy. Hay un sitio en este barranco en el que hay que escalar por unas cadenas. Cuando llegamos allí, se nos cae el alma al suelo. La cadena esta muy alta y al no haber casi agua, no se llega a la base de las mismas para empezar a escalar. Bajamos destrepando, asegurándonos con una cuerda, para bajar donde esta la poca agua que hay. Luego hacemos un paso de hombros para poder alcanzar la base de las cadenas. Vamos que nos ponemos uno firmemente al suelo para que otro con la ayuda de los demás pueda escalar pisándole los hombros y la cabeza si hace falta. Vamos que me ha tocado a mi. Como soy el ultimo y no me puedo subir a la cabeza de nadie, me tiran una cuerda y tengo que subir con los aparatos de remontar por una cuerda osea el puño y el croll. Palizón.Como no tengo a nadie debajo para tensarme la cuerda, se sube muy mal y al final tengo que atar una mochila para que haga de peso y poder subir.
Viene un grupo detrás, de cursillo. Alguien propone que nos quedemos a reírnos un rato viéndoles hacer lo mismo que nosotros. Nos arrepentimos y les explicamos como hemos pasado. Montamos un rapel para bajar al otro lado e irnos. Baja mi hermano y exclama: -¡Que hay un agujero y se puede pasar sin hacer nada!.¡Desastre! Se nos ríen un poco cuando pasa el grupo por el agujero y a nosotros se nos queda cara de tontos. Un castigo divino.