VALSALOBRE, SIMA PERDIDOS II Y Z3.

28-05-2016   


Otra salida del grupo pipistrellus del club de montaña Pirineos. Integramos el grupo 15 personas del club. Esta vez nos toca Valsalobre en Cuenca. Nos vamos el viernes por la noche a dormir al refugio de la torreta. Para llegar al refugio hay que ir al pueblo de Peñalen y desde allí, en el kilómetro 10,9 dirección Villanueva de Alcoron, tomar un camino la izquierda que nos llevara hasta el refugio.
En el coche que iba yo a saltado la alarma de que falta anticongelante. Paramos en una gasolinera a comprar.
- Buenas. Queremos anticongelante.
- 9 euros cuesta.- responde el de la gasolinera
- Igual mejor le echamos agua destilada que es mas barata.
- Pues son 4 euros.
- Creo que con una botella de agua normal sera suficiente.
Compra Quique la botella de litro y medio por un euro. Mas tarde nos reímos con ganas al darnos cuenta que llevamos cerca de 20 litros de agua en el coche pues no hay  donde vamos. ¡ Desastre! Vaya cabeza tenemos. Nos sentamos en una terraza a tomar una cerveza y con la consumición nos sacan unas gambas, ensaladilla y unas patatas. Estando allí nos pasan dos coches del grupo con los que vamos pero como acabamos de pedir nos quedamos mas rato. No hay nadie de nosotros que sepa el camino y recorremos la carretera de arriba a abajo varias veces hasta que nos decidimos a llamar para que nos den mejores indicaciones.



El refugio de la Torreta es libre. Se llama así por la torre de vigilancia que se alza a su lado. Hay un fuego, dos mesas y varias camas que no son suficientes para todos. Dos duermen al raso, otro en el coche y los que nos quedamos sin camas en el suelo. Se ha ido Miguel Ángel a mirar las cuevas y resulta que hay cinco grupos de espeleo en la zona y tres de ellos de cursillo. Están instalándolas ya para, el sábado, tener todo listo. Nos han fastidiado las simas que queríamos hacer. Por lo menos hemos cogido el refugio antes que ellos. Después de una copiosa cena (hemos traído tanta que podríamos comer todos los días)  nos salimos fuera a ver el precioso cielo estrellado que se alza sobre nosotros. Me subo a la torreta y me quedo extasiado ante las vistas de las estrellas que refulgen en la bóveda celeste. Después de eso caen unas sidras al cuerpo y a dormir. Cuando se están tantos en un sitio durmiendo los ronquidos son inevitables.


 POZO DE 35 METROS
 POZO DE 35 METROS

Mal dormidos algunos, nos levantamos a las ocho de la mañana dispuestos a comernos las simas. Lo malo es que las planeadas están cogidas. Decidimos hacer las simas Z3 y perdidos II. Nos separamos en dos grupos y nos vamos cada uno a una. El grupo en el que me ha tocado va a hacer la sima de perdidos II. Accedemos a la cavidad con una instalación a un árbol que da paso a un pozo de 11 metros. De allí fraccionamos hasta llegar a la cota de -17. Aquí la sima se divide en dos, por debajo una pequeña gatera nos lleva al pozo de 35 metros que se fracciona a unos cinco metros mas abajo. Bajamos por allí hasta el fondo que es bastante estrecho. Hay un pequeño charco que, visto desde arriba, parece que vaya a ocupar todo pero cuando llegas abajo hay sitio sin problemas para estar sin mojarnos. Como el sitio es estrecho, no podemos refugiarnos de las pequeñas piedras que caen ocasionalmente. Cuando instala Miguel Ángel la vía que va por encima de la gatera, empezamos a subir mientras bajan los que faltan. No hay formaciones en la cavidad pero a mi me ha encantado el tubo final.
Para mas informacion: http://clubviana.mejorforo.net/t51-cuevas-y-simas-de-cuenca-en-pdf



Después de salir de esta cavidad nos dirigimos a la Z3. El otro grupo ya ha salido y parece que, aprovechando un hueco que les han dejado los otros grupos que hay por la zona, se han metido a la sima de Juan Herranz que es la mas bonita del sitio. La Z3 empieza con un pozo de 21 metros que acaba en una rampa donde hay muchas piedras sueltas. Hay que ir con mucho cuidado pues las piedras caen encima de los que están por debajo. A mi me caen dos en el casco y a otros también les aciertan varias. Es bastante peligroso. Luego nos enteramos que al otro grupo les ha caído una piedra al lado como un bote estanco de grande. Si pilla a alguien lo mata. Y ademas llegan hasta abajo con lo que en ningún momento estamos libres de peligro. Después del primer pozo viene un volado de 31 metros. Cuando se termina hay una pequeña trepada de 3 metros y llegamos al espectacular pozo de 44. Se fracciona a los 7 metros y ya solo nos queda bajar 37 metros totalmente volados hasta el fondo de la cavidad. Luego toca subir. El pozo de 31 apura después del de 44 y la respiración se acelera un poco. Cuando salimos de la cueva el tiempo ha cambiado totalmente. Esta todo cubierto de nubes, con mucho viento y de vez en cuando chispea un poco.


 POZO DE 31 METROS 

POZO DE 44 METROS

POZO DE 44 METROS 

Estamos en el refugio cuando llega Marta diciendo que se ha dejado las llaves del coche en el maletero y ha cerrado con ellas dentro. ¡Desastre! La única solución es alcanzar  con una cuerda la palanca, que hay dentro del coche, con una cuerda. Lo fácil hubiera sido con un alambre pero no tenemos mas que uno chiquitín. Hacemos una especie de columpio que metemos forzando la ventana. Es mas difícil de lo que parece. Muy poco a poco, Oscar le va pillando el tino. Después de muuucho rato consigue pillarla, pero al tirar ¡se suelta el nudo! Menudos espeleologos estamos hechos. Otra vez a probar. Lo vuelve a coger otra vez al cabo de mucho. Tira y el nudo se empieza a deshacer. Contenemos la respiración mientras sigue tirando. Clack. ¡¡Siii!! ¡Ha aguantado! Por fin lo hemos conseguido. Después de mas de una hora el maletero esta abierto. Como ladrones no nos ganaríamos el pan.
La sidra y el orujo de 50 grados de Miguel Ángel corren generosos por nuestros gaznates ( por algunos mas que otros) Y ya nos echamos a dormir bastante cansados. Hoy hemos conseguido echar a los roncadores a la otra habitación.

 ¡SE RESISTE EL CONDENADO!
¡QUE CARA DE FELICIDAD AL RECUPERAR LA LLAVE!

Al día siguiente nos acercamos a ver si nos dejan entrar a la Juan Herranz poro no hay suerte. Se propone hacer la Bustal 3, un pozo de 60 metros Pero estamos muy vagos y conseguimos convencer a Miguel Ángel para dejarla para otro día e irnos a comer a Molina de Aragon. Se esta ablandando jejeje


BARRANCO AGUARE. SALIDA DEL CLUB DE MONTAÑA PIRINEOS

21-05-2016  



Nos vamos al barranco de Aguare, en Canfranc, que va cargadito de agua. Los rapeles con tanta agua son espectaculares. Como vamos bastante gente, vamos montado los rapeles sin entretenernos apenas. Entramos en el aguare medio por no subir hasta arriba. Viene una persona que es su primer barranco y en menudo barranco se estrena.


 LA ÚNICA VALIENTE QUE SE HA ATREVIDO A VENIR


En uno de los rapeles le coge a Isabel, la única chica del grupo, un drosaje y se tiene que meter Javier a sacarla. Se ha pegado un buen susto. En ese mismo rapel, al final del mismo, sobresale un poco un tronco del agua desde el que hay que apoyarse para saltar hacia atrás para evitar el rebufo. Al pisarlo me resbalo y me meto de pleno en el chorro de la cascada. Me mete de lleno en el rebufo que me empuja con fuerza hasta el fondo desde el cual salgo sin problemas dejándome llevar.




El penúltimo rapel es espectacular. Hay que meterse en el agua que te arrastra con fuerza. Cuando vamos a recoger la cuerda no sale. Ya se veía venir que iba a haber problemas con la recuperación de cuerdas porque la reunión esta montada en mal sitio. Menos mal que esta arriba Isabel, que después del susto se ha salido por un escape. Nos recupera la cuerda y ya seguimos sin problemas.




SIMA DEL TUBO

08-05-2016  


Este año nos hemos apuntado mucha gente a la sección de espeleo del club pirineos por lo que el nivel de la gente es muy dispar. Para paliar esto, este fin de semana toca practicar. El sábado hemos ido a un puente a repasar técnicas y el domingo a la sima del Tubo de Talamantes. Vamos un montón de gente, 21 personas ni mas ni menos, lo que hace que a progresión sea bastante lenta. Las dificultades empiezan con un pasamanos y un rapel de 10 metros. A continuación hay un pasamanos que nos pone encima del pozo de 32 metros. Impresiona un poco el colgarte del pasamanos encima del pozo. El pozo lo hacemos en dos fraccionamientos. El segundo hay que hacer el cambio en una reunión colgada lo que dificulta el cambio de fraccionamiento.



Yo he bajado el primero después de Miguel Angel que es el que instala. Marta esta instalando otra vía para poder ir mas rápido. Miguel Angel se sube a instalar una tercera. A continuación llega Marta abajo y luego Isabel. Nos subimos a la sala del barro por medio de una cuerda fija en una rampa con el techo bastante bajo. Se oyen unos cuantos ¡¡ayyy!! cuando sube Marta, que se ha dado un par de veces en la espalda. Nosotros, avisados ya, lo conseguimos evitar. Estamos un buen rato en la sala y luego volvemos donde estábamos. Aquí no baja nadie y ya llevamos buen rato ha debido pasar algo. Luego nos enteramos que a una chica le ha dado impresión el pozo y ha tenido que volverse.



Poco a poco va llegando la gente. Mariano saca un hornillo y preparan una lata de judías litoral que a traído Javier. También preparan una sopica caliente que entra muy bien. Ahora toca subir. Suben por las tres vías y en el volado una chica no consigue soltarse el croll. Con la ayuda de la gente que sube por las otras vías se consigue soltar al cabo de buen rato. A Teresa le ha dado un tirón en un costado y le duele bastante cuando sube pero, a pesar de ello, sube como una campeona. A continuación me pongo a subir con la mochila colgando y cuando llevo unos metros no consigo avanzar mas. Parece como si se me hubiera atascado el croll. Tiro fuerte hacia arriba y no se menea apenas. llevo el frontal al mínimo y no me llega la luz mas allá del croll. Para mi que todo esta bien. No consigo ver el problema hasta que oigo unas risas. Resulta que es Eli que me esta sujetando las correas de la mochila.
Afuera caen chuzos de punta y nos mojamos mientras nos cambiamos en el coche. Ha sido un día muy divertido.



POSETS. SALIDA PROMOCIONAL DEL CLUB DE MONTAÑA PIRINEOS

23-04-2016  

Nos hemos reunido 19 intrépidos montañeros del club de montaña Pirineos para acometer la ascensión del segundo pico mas alto del pirineo español: el Posets con 3375 metros.
Lo primero es una parada en Graus para coger fuerzas. Y nada mejor para ello que unos huevos fritos por su sitio. De allí nos dirigimos al pueblo de Eriste y subimos con el coche, por la pista, hasta el aparcamiento desde el cual se empieza la ascensión. La pista no esta en muy buen estado y los bajos pegan de vez en cuando si no se va con cuidado. Desde allí nos ponemos en archa hacia el refugio del Angel Orus que es donde vamos a pasar la noche.


El miércoles, la previsión del tiempo para el fin de semana era malísimo pero, afortunadamente, ha ido mejorando conforme pasaban los días. Nos ha hecho unos días buenísimos. Solo nos podemos quejar del fuerte viento el día de la ascensión. La nieve esta a una cota bastante baja para ser finales de Abril. Nos la encontramos cuando afrontamos el repecho que nos lleva hasta el refugio. Nos meten a todos en la misma habitación en la que hay literas corridas. En el refugio nos proporcionan mantas. Las sabanas, si quieres te las venden.


En el grupo va gente de todos los niveles, desde gente que hizo el curso de iniciación la semana anterior hasta gente con mucha experiencia por lo que los monitores deciden hacer unas prácticas de autodetención. Nos vamos a una rampa detrás del refugio. La nieve esta muy blanda lo que dificulta el poder deslizarnos para frenar. Hacemos un tobogan y cuando nos dice Alberto que se ha quedado abajo, nos frenamos con el piolet. Así varias veces. Poco a poco el surco se va haciendo mas profundo y, cuando alguno probamos a tirarnos de cabeza, esto dificulta el podernos girarnos bien. Entre espera y espera vuelan algunas bolas de nieve.


Hemos acabado empapados de tirarnos por la nieve y aprovechamos la estufa de pellet para poner a secar la ropa. No queda ni un pequeño hueco en las sillas puestas alrededor del fuego. Para la cena nos ponen unos espaguetis con setas , muy buenos. De segundo unas pechugas empanadas con patatas y para postre una tarta que esta buenísima. Me he comido dos. Nos vamos a dormir temprano, no llegan a las diez de la noche. Con tanta gente dormir es una misión difícil. Los ronquidos y los ruidos se alternan a lo largo de la habitación. Alguno no ha pegado ojo.



A las cinco y media nos levantamos. Con dos baños para diecinueve esto es un caos. Lo mejor ir a desayunar y venir después. El desayuno es normalillo con una especie de bufe libre. Luego toca equiparse. Botas que están heladas y mojadas de ayer y los crampones. No se la temperatura pero es seguro que estamos a varios grados bajo cero. Hay chupones de hielo en la barandilla del refugio. El aire ruge con fuerza. Ha empezado a mitad de la noche y parece que nos va a seguir acompañando. Empezamos de noche con los frontales pero a los pocos minutos ya empieza a amanecer.



El día es espectacular. Pronto tenemos que parar a quitarnos ropa. Aunque la temperatura es baja, el sol pega con fuerza. A muchos se les congela el tubo del agua y a mi se me forma hielo en la boca de la cantimplora. Anoche nevó un poco, y la nieve polvo se nos clava inclemente en las partes expuestas del cuerpo impulsada por el fuerte viento que nos azota. Pequeños remolinos de polvo se forman a nuestro alrededor envolviéndonos mientras nos protegemos la cara. El aire nos  acompaña hasta que entramos en la canal fonda, donde nos da un pequeño descanso hasta alcanzar la pala final.




Se han ido formando tres grupos según el estado de forma de la gente. El paisaje es espectacular sobre todo cuando echamos la vista atrás. A nuestra izquierda se eleva con sus elegantes formas el diente de llardana al que poco a poco vamos dejando cada vez mas abajo. Ya solo nos queda la pala final y la arista. El aire vuelve a hacer acto de presencia acompañándonos hasta la cima. El terreno se empina y aquí ya hay que andar con mas cuidado pues una caída podría ser fatal. Poco a poco nos acercamos a la cima. Un paso, otro, un pequeño descanso, despacio vamos acortando las distancias. Ya la tenemos muy cerca. Solo nos falta la arista y ya estamos. La arista es el punto mas delicado de la ascensión. no mas ancha que una mesa y con las rachas de viento que nos sorprenden cuando menos lo esperamos, tenemos que poner los cinco sentidos para cruzarla. Las dos vertientes caen vertiginosamente hacia abajo pero la concentración es máxima y no quitamos la vista de las huellas que tenemos que seguir. Por fin la cima. ¡Cumbre! Objetivo conseguido. 3375 metros. El aire azota inclemente y el frío es intenso. Me quito un guante para hacer unas fotos y me cuesta mucho tiempo recuperar la sensibilidad en los dedos en medio de intenso dolor. El Aneto se asoma brevemente entre las nubes que cubren el valle. Enfrente nuestro esta despejado y nos quedamos extasiados ante la belleza del paisaje que se extiende a nuestros pies.



No nos entretenemos mucho en la cima y nos vamos para abajo. El segundo grupo en llegar tiene suerte porque tiene una ventana de aire y pueden disfrutar de la cumbre. La pala la bajamos muy rápido y esperamos al resto del grupo en el collado. La nieve se va poniendo muy pastosa conforme bajamos y cada vez se hace mas difícil avanzar. Nos hundimos a cada paso y poco a poco se nos van minando las fuerzas. Es muy desesperante. Un grupo nos quedamos atrás acompañando a un par de personas que tienen un problema de estomago y un poco mal las rodillas. En una de las paradas a descansar estalla la guerra. Bolas de nieve vuelan por todas partes sin piedad. Nos lo pasamos pipa y nos echamos unas buenas risas. Llegamos al refugio y después de alimentarnos y coger fuerzas, proseguimos el descenso hasta el coche.



Nos quedamos retrasados del grupo de cabeza y nos perdemos un poco. Y eso que solo hay que seguir río abajo. Entre risas conseguimos encontrar el camino y conseguimos llegar al coche sin mas problemas. A sido un fin de semana estupendo y nos lo hemos pasado en grande. Desde aquí agradecer a los monitores que lo han hecho posible.
¡Buenas cumbres!