BUCEO EN NEMO, ISLA HAVELOCK, INDIA

26-01-2017  


A las cinco de la mañana no se qué animales son pero menudo griterío. Han despertado a todo el resort y ha empezado todo el mundo a alborotar. Peor que las gallinas. Luego ya me ha costado dormirme. Me voy a desayunar temprano que he quedado a las nueve para el buceo. Huevos fritos y un batido natural de chocolate.


 MI CABAÑA EN EL RESORT ARPITA



Me vienen a buscar al hotel y cuando llego al centro de buceo ya tengo todo preparado. Voy yo solo con un instructor, Jonathan, y como no se casi inglés apenas le doy conversación. Más o menos voy entendiendo lo que me dice. Hoy las inmersiones las haremos desde playa. El sitio está a unos 100 metros del centro. Me llevan el jaquet con las botellas. Yo solo llevo los plomos, aleta y mascara. El lugar está plagado de buceadores, todos haciendo el curso de open wáter. El sitio es idílico entre  los manglares. La blanca arena, los cambiantes colores del agua y los árboles que asoman sus raíces por encima del agua formando una maraña impenetrable de fantasmagóricas formas, hace que se eleve el espíritu y  que me quede maravillado contemplando su belleza. Me encantan estos árboles. Algunos tienen pocas raíces pero en otros se cuentan por decenas entrando y saliendo de la arena en curvas que se elevan bastante altas y forman intrincados laberintos. Con la mara alta estas quedan sumergidas  pero con la marea baja se contemplan en todo su esplendor.




 NUDIBRANCH

 ESTE CABRON NO HACIA MAS QUE MORDERME



Me traen el equipo y me ayudan a ponérmelo que pesa lo suyo. Hoy vamos a salir a pie de playa. La arena está salpicada de piedras que en la parte en la que se ha retirado el agua es fácil andar entre ellas pero cuando estas quedan sumergidas, con el peso del equipo es muy fácil tropezar,  desequilibrarte y caerte. Es un excelente ejercicio de habilidad. Cuando dice el dive master me pongo las aletas, inflo el jaquet y nos adentramos mar adentro aleteando de espaldas. El buceo de hoy es baste flojete. No es una zona especialmente bonita. No hay mucha vida y los corales son escasos. Vemos un nudibranqueo. Es la primera vez que veo uno. Son diminutos. Yo pensaba que serían más grandes y aun cuando me lo estaban señalando me costó verlo.

Hubo un pez que la tomo conmigo. Me mordió tres veces. La primera me dio un buen susto. Se me quedaba mirando y luego iba por detrás y cuando no lo veía me mordía en la pierna.  También vi algunas anemonas con los típicos peces nemo que siempre son un espectáculo de ver. Aquí hay pocos corales y poca vida. Espero que mañana que vamos en bote sea mejor. 


 CUIDADO CON LOS COCODRILOS


 AUTOBUS PARA IR A LAS PLAYAS. 10 Rs

2 comentarios:

  1. Que bonito Rafa, y que bien redactado,escribe un libro, son unas aventuras fantasticas.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Juani. El libro ya esta escrito :)

    ResponderEliminar