ISLAS BALLESTA

19-07-2013

Hay que madrugar bastante, las 6 de la mañana. El tour me ha costado 60 soles. Desde Huacachina  hay mas de una hora hasta el embarcadero de Paracas, que es de donde salen las barcas para las islas. Lo mejor es ponerse en el lado derecho, que es el lado al que quedan la mayor parte de las islas. Hace un frío que pela, sobre todo por el aire que genera la embarcación. Hay que ir bien abrigado.              


La primera parada es en el candelabro de Paracas, un geoglifo dibujado sobre la superficie de la arena. El geoglifo mide unos 180 metros de alto y 50 de ancho. No se sabe quien lo construyo. Hay muchas teorías pero ninguna se sabe con seguridad. Hay quien dice que fueron los piratas, otros que es un símbolo masónico, etc.


Las islas ballestas es un área natural protegida y no se puede desembarcar para ver a los animales. Solo dejan desde el barco. Hay miles y miles de pájaros posados en la roca o volando por el cielo. Las islas se usan para recolectar el guano, que es usado como fertilizante natural. Predominan los guanay, el piquero y el zarcillo principalmente. En las islas vive el pinguino peruano, que esta en peligro de extinción, de los cuales hay unos 800 ejemplares. También viven aquí lobos marinos.





A la vuelta nos dice el del coche que tenemos media hora para ver Paracas. Nos dice que a las 11 en la entrada. A las once menos cinco estoy en la entrada pero allí no aparece nadie. Ni el chófer ni la gente con la que iba en el coche. A las once y cuarto ya pienso que se han ido sin mi. Venga a preguntar a la gente de allí si lo conocen o a donde podría llamar. A y veinte aparece. Me dice que me llevan mucho rato esperando y es que yo le entendí a la entrada y era otra entrada. Total que el único que hablaba español de todos los que íbamos y el único que no le entendí. ¡¡Desastre!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario