PUERTO DE BARSKOON ASHUUSU, KIRGUISTAN EN BICICLETA

DEL 2 Y 3 DE OCTUBRE 2016    


Tosor- Tamga  - distancia:19,04 km   tiempo: 1:06:20  
Tamga- mitad puerto Barskoon ashuunsu - distancia 33,67 km   tiempo: 3:44:55


De Tosor a Tamga es un mero tramite. Apenas 19 kilómetros llanos al lado del lago. Quiero dormir en hostel para descansar antes de afrontar el puerto de Barskoo Ashuusun, que asciende hasta 3800 metros. El día esta muy malo. Para entrar a Tamga hay que desviarse de la carretera principal y subir una rampa fuerte que se hace pesada. Arriba de la rampa hay un un antiguo avión que hace las veces de estatua. El día esta muy gris y, mientras me decido a cual de las varias guesthouse que hay en el pueblo voy, se pone a llover. Me tengo que dar prisa para encontrar una. No hay ningún cartel en la casa que me indique que es la guesthouse pero mientras miro a través de la valla a ver si es esa, aparece un hombre y me lo confirma.




 Al día siguiente empieza lo duro. El puerto sube desde poco mas de 1500 metros hasta 3800 y casi 50 kilómetros de longitud. La idea que llevo es subirlo en tres días pero por razones que contaré después lo acabo subiendo en dos. El día es espectacular. Los picos del otro lado del lago están totalmente nevados y fundiéndose a la vista, la nieve con el agua, haciendo que me quede maravillado de su belleza.
El camino esta muy bien arreglado pues va a parar a una mina de oro y le hacen un mantenimiento continuo. Nada mas empezar hay un cartel en el que avisan que hay condiciones extremas de frío, avalanchas, barro, desprendimientos, nieve, asistencia no disponible. Todo muy tranquilizador. Lo malo es que hay bastante trafico de camiones pero tampoco molestan mucho.
Hago paradas continuas para fotografiar el paisaje que tengo a mi espalda. Al principio el camino es suave con granjas y vallados a las orillas. De vez en cuando me cruzo con algún burro y caballos e incluso una pequeña aldea. Poco a poco el paisaje va cambiando y se empiezan a divisar las montañas nevadas a lo lejos. Un precioso bosque me acompaña a lo largo del camino mientras me aproximo inexorablemente a las montañas. De forma suave pero continua, voy cogiendo altura sin cansarme excesivamente. Paso por un pequeño lago cristalino en el que me paro a deleitar la vista en este paisaje alpino.




Llego a un sitio en el que hay como un monumento con un camión encima de un pedestal. Dudo si parar o no porque hay mesas y hasta baños. Parece un buen sitio para plantar la tienda. Como todavía estoy un poco bajo de altitud, con gran pesar mio sigo adelante. Cuando veo que se me va a echar la noche encima, busco un sitio para acampar. Enseguida encuentro un pequeño claro escondido del camino. Planto allí la tienda rodeado de altos pinos y con una buena vista del glaciar de la montaña que tengo delante. Me gustaría ver el anochecer por ver los colores cambiantes del glaciar pero el frío cada vez es mas intenso y me refugio pronto en el saco después de haber dado buena cuenta de la cena. Por la noche se oyen, cerca de la tienda, unos pedruscos deslizarse. Imagino que sera algún caballo. Me quedo ensimismado y pienso: este es un sitio ideal para que haya osos. Luego me doy cuenta que no he mirado que clase de animales hay por aquí. No se si habrá animales peligrosos o no. Al final me quedo dormido y ya no me entero de nada mas. Al final me han salido 1200 metros de desnivel y estoy cansado.





No hay comentarios:

Publicar un comentario