JETI OGUZ, KIRGUISTAN EN BICICLETA

08-10-2016  


Karakol - Jeti Oguz   kilómetros: 67,79   tiempo 3:50:37


Antes de vender la bici hay un par de excursiones que quiero hacer. Una de ellas es a Jeti Oguz, también llamado "seven bulls"  Salgo de Karakol por donde entre. Osea, trafico de mierda y mala carretera. Lo bueno es que esta vez no llevo alforjas y no me resultan tan incómodos los baches. Me siento super raro al no tener el peso pero anda que no se agradece. Cuando llevo 7 kilómetros, ¡pinchazo! Se va el aire de la rueda en un momento. Voy a cambiar la cámara y... ¡¡desastre!! Se me han olvidado los parches y solo tengo una de repuesto. Jeti Oguz está a 30 kilómetros de distancia y como pinche a esa distancia a ver como vuelvo. Me estoy un rato pensando si seguir o no. Al final me decido, espero no arrepentirme.

 "CORAZON ROTO"



A 17 kilómetros viene el desvío, bien marcado por un gran cartel. Aprovecho una tienda que hay haciendo esquina para comprar unas patatas y algo de beber. Esta carretera ya es muy tranquila. Apenas pasa algún coche ocasionalmente en dirección a un pueblo que hay mas adelante. Pedaleo sin prisas, disfrutando del paisaje y de la paz y tranquilidad que se respira en el aire. Llego a una montaña partida por la mitad como si le hubieran metido un tajo con una espada. Le llaman el "corazón roto" por su similitud a uno. Al otro lado del mismo aparecen los "siete toros", unos preciosos acantilados de arenisca rojiza. En 1975 se declararon monumento natural para facilitar su protección. Cuando el sol se refleja en ellos son una maravilla para la vista. Me paso buen rato deleitándome con su contemplación.




Otro día aprovecho para ir con la bici al valle de karakol. El día no acompaña. Amanece con una llovizna ligera que poco después se para pero el cielo esta muy cubierto y amenaza lluvia. De todas formas decido intentarlo porque este sitio es el ultimo que me queda para ir con la bici y me interesa poder ponerla a la venta lo antes posible. Hay una garita a la entrada del valle en la cual hay que pagar para poder entrar al mismo. El camino es bastante malo y de haber venido con las alforjas habría tenido que renunciar. Cuando estoy a mitad de camino de donde quería ir me doy la vuelta. no me acompaña el día y estoy cansado.



Aprovecho los días de Karakol para hacer turismo. Visito el mercado de ganado del domingo, que es donde la gente vende sus animales. Esta hasta arriba de gente. He puesto un cartel en la bici de se vende y me paseo por allí con la esperanza de que alguno la quiera. Uno me pregunta y se reúne un grupo de gente pero me parece que as que interesarles lo que quieren e tomarme el pelo. Me doy vueltas por la ciudad mostrando el cartel. Un par de personas me preguntan y se quedan un ben rato pensando pero no hay manera. Me voy a un bar al que voy todos los días a tomarme un batido natural de chocolate que preparan buenísimo. Cuando cojo la bici para irme sale la chica que lleva el bar interesándose por la bici. Llama a un hombre y se la dejo para que la pruebe a ver si esta todo bien. ¡¡Le interesa y se la queda!! Menos mal. Ya empezaba yo a desesperar. Me costo 300 euros y la he vendido por 136. Ha hecho buena compra. De aqui ya me voy para Bishkek donde paso aburrido los días hasta partir a España.


 SE VENDE. ¡¡MITAD DE PRECIO!!

 PANES EN EL MERCADO


Me ha hecho unas temperaturas maravillosas todo el viaje. El último día paso de ir de manga corta por la mañana a nevar por la noche. Una bajada de temperaturas brutal. Voy a ver el jardín botánico pero esta cerrado y solo lo puedo contemplar desde fuera.



No hay comentarios:

Publicar un comentario