VALSALOBRE, SIMA PERDIDOS II Y Z3.

28-05-2016   


Otra salida del grupo pipistrellus del club de montaña Pirineos. Integramos el grupo 15 personas del club. Esta vez nos toca Valsalobre en Cuenca. Nos vamos el viernes por la noche a dormir al refugio de la torreta. Para llegar al refugio hay que ir al pueblo de Peñalen y desde allí, en el kilómetro 10,9 dirección Villanueva de Alcoron, tomar un camino la izquierda que nos llevara hasta el refugio.
En el coche que iba yo a saltado la alarma de que falta anticongelante. Paramos en una gasolinera a comprar.
- Buenas. Queremos anticongelante.
- 9 euros cuesta.- responde el de la gasolinera
- Igual mejor le echamos agua destilada que es mas barata.
- Pues son 4 euros.
- Creo que con una botella de agua normal sera suficiente.
Compra Quique la botella de litro y medio por un euro. Mas tarde nos reímos con ganas al darnos cuenta que llevamos cerca de 20 litros de agua en el coche pues no hay  donde vamos. ¡ Desastre! Vaya cabeza tenemos. Nos sentamos en una terraza a tomar una cerveza y con la consumición nos sacan unas gambas, ensaladilla y unas patatas. Estando allí nos pasan dos coches del grupo con los que vamos pero como acabamos de pedir nos quedamos mas rato. No hay nadie de nosotros que sepa el camino y recorremos la carretera de arriba a abajo varias veces hasta que nos decidimos a llamar para que nos den mejores indicaciones.



El refugio de la Torreta es libre. Se llama así por la torre de vigilancia que se alza a su lado. Hay un fuego, dos mesas y varias camas que no son suficientes para todos. Dos duermen al raso, otro en el coche y los que nos quedamos sin camas en el suelo. Se ha ido Miguel Ángel a mirar las cuevas y resulta que hay cinco grupos de espeleo en la zona y tres de ellos de cursillo. Están instalándolas ya para, el sábado, tener todo listo. Nos han fastidiado las simas que queríamos hacer. Por lo menos hemos cogido el refugio antes que ellos. Después de una copiosa cena (hemos traído tanta que podríamos comer todos los días)  nos salimos fuera a ver el precioso cielo estrellado que se alza sobre nosotros. Me subo a la torreta y me quedo extasiado ante las vistas de las estrellas que refulgen en la bóveda celeste. Después de eso caen unas sidras al cuerpo y a dormir. Cuando se están tantos en un sitio durmiendo los ronquidos son inevitables.


 POZO DE 35 METROS
 POZO DE 35 METROS

Mal dormidos algunos, nos levantamos a las ocho de la mañana dispuestos a comernos las simas. Lo malo es que las planeadas están cogidas. Decidimos hacer las simas Z3 y perdidos II. Nos separamos en dos grupos y nos vamos cada uno a una. El grupo en el que me ha tocado va a hacer la sima de perdidos II. Accedemos a la cavidad con una instalación a un árbol que da paso a un pozo de 11 metros. De allí fraccionamos hasta llegar a la cota de -17. Aquí la sima se divide en dos, por debajo una pequeña gatera nos lleva al pozo de 35 metros que se fracciona a unos cinco metros mas abajo. Bajamos por allí hasta el fondo que es bastante estrecho. Hay un pequeño charco que, visto desde arriba, parece que vaya a ocupar todo pero cuando llegas abajo hay sitio sin problemas para estar sin mojarnos. Como el sitio es estrecho, no podemos refugiarnos de las pequeñas piedras que caen ocasionalmente. Cuando instala Miguel Ángel la vía que va por encima de la gatera, empezamos a subir mientras bajan los que faltan. No hay formaciones en la cavidad pero a mi me ha encantado el tubo final.
Para mas informacion: http://clubviana.mejorforo.net/t51-cuevas-y-simas-de-cuenca-en-pdf



Después de salir de esta cavidad nos dirigimos a la Z3. El otro grupo ya ha salido y parece que, aprovechando un hueco que les han dejado los otros grupos que hay por la zona, se han metido a la sima de Juan Herranz que es la mas bonita del sitio. La Z3 empieza con un pozo de 21 metros que acaba en una rampa donde hay muchas piedras sueltas. Hay que ir con mucho cuidado pues las piedras caen encima de los que están por debajo. A mi me caen dos en el casco y a otros también les aciertan varias. Es bastante peligroso. Luego nos enteramos que al otro grupo les ha caído una piedra al lado como un bote estanco de grande. Si pilla a alguien lo mata. Y ademas llegan hasta abajo con lo que en ningún momento estamos libres de peligro. Después del primer pozo viene un volado de 31 metros. Cuando se termina hay una pequeña trepada de 3 metros y llegamos al espectacular pozo de 44. Se fracciona a los 7 metros y ya solo nos queda bajar 37 metros totalmente volados hasta el fondo de la cavidad. Luego toca subir. El pozo de 31 apura después del de 44 y la respiración se acelera un poco. Cuando salimos de la cueva el tiempo ha cambiado totalmente. Esta todo cubierto de nubes, con mucho viento y de vez en cuando chispea un poco.


 POZO DE 31 METROS 

POZO DE 44 METROS

POZO DE 44 METROS 

Estamos en el refugio cuando llega Marta diciendo que se ha dejado las llaves del coche en el maletero y ha cerrado con ellas dentro. ¡Desastre! La única solución es alcanzar  con una cuerda la palanca, que hay dentro del coche, con una cuerda. Lo fácil hubiera sido con un alambre pero no tenemos mas que uno chiquitín. Hacemos una especie de columpio que metemos forzando la ventana. Es mas difícil de lo que parece. Muy poco a poco, Oscar le va pillando el tino. Después de muuucho rato consigue pillarla, pero al tirar ¡se suelta el nudo! Menudos espeleologos estamos hechos. Otra vez a probar. Lo vuelve a coger otra vez al cabo de mucho. Tira y el nudo se empieza a deshacer. Contenemos la respiración mientras sigue tirando. Clack. ¡¡Siii!! ¡Ha aguantado! Por fin lo hemos conseguido. Después de mas de una hora el maletero esta abierto. Como ladrones no nos ganaríamos el pan.
La sidra y el orujo de 50 grados de Miguel Ángel corren generosos por nuestros gaznates ( por algunos mas que otros) Y ya nos echamos a dormir bastante cansados. Hoy hemos conseguido echar a los roncadores a la otra habitación.

 ¡SE RESISTE EL CONDENADO!
¡QUE CARA DE FELICIDAD AL RECUPERAR LA LLAVE!

Al día siguiente nos acercamos a ver si nos dejan entrar a la Juan Herranz poro no hay suerte. Se propone hacer la Bustal 3, un pozo de 60 metros Pero estamos muy vagos y conseguimos convencer a Miguel Ángel para dejarla para otro día e irnos a comer a Molina de Aragon. Se esta ablandando jejeje


2 comentarios:

  1. Que idea tan buena lo de la crónica, felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, a ver si hacemos un blog para poner las cronicas de pipistrellus

      Eliminar