MONCAYO

28-02-200


Salimos de Zaragoza lloviendo y la precisión del tiempo da muy mal día. Tenemos mucha suerte. Cuando llegamos al santuario del Moncayo nos hace un sol espléndido. Las nubes quedan por debajo. Hay un montón de nieve mas de lo habitual. Al jueves siguiente se produce un alud que desgraciadamente acabo con un muerto. Subimos por el "cucharón". Ha debido nevar por la noche y hay una buena capa de nieve polvo, lo que evita que nos resbalemos en el hielo que hay debajo. De todas formas nos tenemos que poner los crampones para subir. A mitad de camino se nos pone a perseguir la niebla. Afortunadamente se desvía hacia un lado y no nos deja el sol en toda la ascensión. Unas vistas espléndidas desde la cima.


1 comentario:

  1. Joer con el Monncayo si parece el Everest con esas ventiscas..Saludos y recuerdos a Fernando Polo.
    Charo

    ResponderEliminar