VERONA

20-07-2015

Después de 800 kilómetros llegamos un poco tarde y cansados a Verona. Aun así nos vamos a hacer un poco de turismo por la ciudad. El hotel en el que estamos alojados, el gatto pardo de tres estrellas, es mucho mejor que el de Francia aunque esta un poco alejado del centro. No hay mucho problema para aparcar. Primeramente nos vamos a visitar la tumba de Romeo y Julieta pero cierran pronto y no entramos.



Luego nos vamos a ver la mayor atracción turística, la arena de Verona. Es un anfiteatro romano construido en el año 30 DC. Tiene una capacidad para 30000 personas y, dada la buena acústica que tiene, se utiliza en el festival de Verona desde 1913 para representar opera. Hay una representación por la noche de la opera Aida. Fernando y yo decidimos ir a verla. Es la primera vez que voy a la opera y el escenario no podía ser mas grandioso. Cenamos enfrente de la arena y mientras nos traen la cena voy a sacar las entradas. Los precios van de unos 200 euros hasta los 23. Por supuesto sacamos la mas barata.




Calculo que dentro de la arena estamos mas de 5000 personas viendo la opera. La puesta en escena es espectacular. En el escenario hay una gran pirámide que gira sobre su eje, con diferentes decoraciones en sus diferentes caras. . Hay muchísimos figurantes, todos con un vestuario a la altura del espectáculo. Nosotros estamos en un lateral y la voz nos llega un poco baja y nos se entiende bien. Aun así ha merecido la pena. A la salida nos vienen a buscar con el coche.



No hay comentarios:

Publicar un comentario