CURSO DE FORMACION DE ESPELEO, CALCENA

13-03-2016  


Después de haber hecho el curso de iniciación a la espeleología, toca seguir formándose en la materia. Para ello me he apuntado al curso que hace la Federación aragonesa de espeleo. El miércoles hemos ido a la sede a recibir el material personal que vamos a usar y a hacer las presentaciones. También nos dan un libro de iniciación a la espeleo de la editorial desnivel. Iba a haber un charla el viernes pero como hay gente que viene de Madrid, la haremos allí.


El fin de semana nos vamos de practicas a Calcena. Llegamos a las nueve de la mañana y, mientras los monitores van montando las vías en la pared, otro nos da una charla sobre material en el comedor del albergue. Hace un frío que pela, mas que en la calle. Una vez acabada la charla nos vamos a la pared. Nos dividimos en cuatro grupos. Yo no me puedo quejar, que voy muy bien acompañado. Voy con tres chicas, Blanca y Eli, que son del mismo club que yo y Diana que es de un club de espeleo. De monitor tenemos a Eduardo al que ya conocíamos del curso de iniciación.


Nos equipamos y..¡¡ Al tajo!! Lo primero a ascender con el puño y croll hasta llegar a un pasamanos muy puñetero. Pasarlo y a bajar. Lo hacemos varias veces, luego cambio de ascender a bajar y viceversa, pasar nudos en ascenso y descenso, fraccionamientos etc. Y así toda la mañana. Hacemos una pausa para comer y seguimos con la marcha hasta que se nos hace de noche. Acabamos muy cansados.



Una ducha y a cenar en el albergue. Nos sacan un bol con pasta a la carbonara y nos echamos lo que queremos. Alguno repite varias veces que se nota el desgaste del día. De segundo nos dan ternera estofada que esta buenísima y de postre una natilla. Hemos cenado muy bien. Después de la cena toca charla de geología. Es interesante pero se nos cierran los ojos de sueño y cansancio. En que acaba nada de juerga, nos vamos directos a dormir.



Al día siguiente volvemos a poner en practica lo que aprendimos ayer y, a continuación, hacemos practicas de rotura de aparatos. Hemos hecho la primera subida hasta arriba, sin calentar y con un frío que pela. Al llegar arriba me duele a la altura del codo una barbaridad y a Blanca le pasa lo mismo que a mi. Nos dice Eduardo que es porque nos a dado "el codo del tenista" Una inflamación en el tendón. Menos mal que con estiramientos y un ibuprofeno va bajando el dolor a lo largo de la mañana. Lo bueno es que al no poder hacer fuerza con los brazos, tenemos que depurar la técnica.
Por la mañana hace frío pero por el día hace una calor que no nos lo creemos para lo que es esta zona. Nos ha hecho un finde espectacular.


No hay comentarios:

Publicar un comentario