BARRANCO NESTE DE SAUX

31-07-2016  


Hoy toca pasarnos a Francia, concretamente al barranco Neste de Saux. Aparcamos en la antigua aduana de la frontera francesa. Desde detrás de la nave que hay sale el camino al barranco que en menos de cinco minutos nos deja en la entrada. Si llevas dos coches, el segundo se deja en un puente a dos kilómetros mas adelante. Como solo llevamos uno, nos quedamos dos a la entrada del barranco y se bajan los otros dos con el coche hasta el puente. Así nos evitamos subir el equipo. Mientras esperamos los vemos bajarse de un coche. Han tenido suerte y les han cogido a mitad camino.


IMPOSIBLE DE SOLTAR

Este barranco es muy acuático con tres puntos conflictivos. Aunque no lo hemos hecho nunca, creemos que baja un caudal normal. En el primer rapel me pasa algo increíble. Lanzo la cuerda y se enrosca en una rama vertical que hay a mitad del rapel con tal mala fortuna que no hay manera de soltarla. Le meto buenos meneos a la cuerda, la paso por el otro lado de la rama después de muchos intentos y no hay manera. Me parece increíble porque tampoco parece que este anudada. Al final me doy por vencido, lanzo el otro extremo de la cuerda y la desanudo al rapelar.



El primer punto conflictivo es un rapel en el que hay un cruce de vena que con mucho caudal puede ser imposible. En la pared de enfrente hay un pasamanos que nos puede ayudar con mucha agua. Con el caudal que lleva, no tenemos ningún problema. El rapel es muy chulo. Después del cruce de vena se rapela por dentro de la cascada.
A Diego se le ha abierto la tapa de la cámara y se le ha llenado toda de agua. ¡Ruina! Una cámara casi nueva. Esperemos que cuando se seque vuelva a funcionar.


RAPEL CON LA CUEVA DETRÁS

El siguiente punto conflictivo es un rapel que hace una canal embudo con una cueva detrás. Aquí el agua cae con fuerza sobre la cabeza. Adivino la cueva entre la cortina de agua e intento llegar a ella pero como me cae el agua y no veo, al final lo dejo y sigo para abajo. Se ha quedado Diego en la cabecera por si hubiera que desembragar el rapel. No anclamos a su cabo de anclaje porque hay poco sitio para la reunión. Rafa se pone a rapelar y resulta que se ha olvidado soltarse el cabo. No se dan cuenta hasta que se tensa. ¡Desastre! Hay un pasamanos para evitar rapelar por el activo en caso de fuerte caudal.



El tercer rapel conflictivo es una canal estrecha que en caso de mucho caudal se puede evitar por la izquierda. Tampoco nos da problemas. A la salida hay un pasamanos muy delicado si no estuviera montado. Tenemos suerte y si que esta montado. Hay un manto de hojas en el cual me tumbo un rato a ver si se me pasa la resaca de anoche que fue muy dura. Luego seguimos ya sin problemas. Una rata muerta nos aparece por el cauce antes de terminar en la presa. No se puede rapelar a la presa. Se va a parar a un lateral desde donde sale un camino que en diez minutos nos leva hasta el coche que hemos aparcado a la salida. Un buen barranco para disfrutar con el caudal adecuado.




No hay comentarios:

Publicar un comentario